sábado, 12 de noviembre de 2011

COMO CUIDAR A UN PERRO PASTOR INGLES

@PASTOR INGLES@


EL CEPILLADO

El antiguo pastor Inglés es un perro de pelo largo. Poseen dos tipos de pelo: uno más corto, pegado a la piel y otro más largo, el pelo exterior, que requiere cuidados para que luzca bien.

Para el cuidado del pelo de estos perros se requiere un cepillo para perros de cerdas de alambre, un peine de alambre, además de un cepillo más suave.

El cachorro antiguo pastor inglés no lo requiere demasiado pero debe entrenarse desde pequeño para el cepillado rutinario de lo contrario será más difícil acostumbrarlo después a las sesiones de belleza. A los ocho o nueve meses de edad ya se forman horribles nudos si no se cepilla adecuadamente el pelo de estos perros y estos nudos, además de verse mal, son molestos para él, guardan humedad y parásitos dañinos. Desde luego, si no se cuida de manera adecuada el pelo del perro, es posible que padezca enfermedades en la piel o heridas no detectadas a tiempo por la falta de higiene y acicalamiento.

El cepillado debe hacerse mínimo una vez a la semana mientras que el peinado debe ser diario. La mejor manera de hacer el cepillado semanal es recostando al perro en una mesa, sobre uno de sus costados, el cepillado debe empezar a contrapelo, es decir en sentido contrario al crecimiento del pelo; es importante revisar la piel durante el cepillado para verificar su salud. Este cepillado se hace con el cepillo de alambre.

Este cepillado profundo hace que salga toda la suciedad que pudo haberse acumulado entre el pelo.

El cepillado debe hacer que el pelo se limpie, se desenrede y se esponje, hay que tener cuidado de no hacerlo demasiado fuerte para no lastimar la piel de nuestro perro, tampoco debemos jalarlo mucho para no arrancarle pelo.

Un truco para evitar el maltrato del pelo de tu perro: rocía un poco de acondicionador o agua antes de cepillarlo. El cepillado a contrapelo debe ir exponiendo líneas de piel, al terminar con una se cepilla otra nueva, debes empezar por el tronco, luego las patas y al final arreglar con el peine las áreas difíciles, esta es una manera de cepillar con orden, lo que asegura que no nos saltemos ninguna parte del perro.



El cepillo suave se usa para la zona de las orejas y en el hocico, también se usa para esponjar el pelo.

Al final del cepillado se puede recortar un poco el pelo de los dedos para que quede parejo.

Las etapas en las que el pelo del antiguo pastor inglés tiende a anudarse son:
cuando cambia el pelo de cachorro por el de adulto y en los cambios de pelo estacionales. Si el pelo presenta nudos hay que deshacerlos pacientemente con los dedos, después intentar con el peine, de modo que se pueda sacar el pelo muerto y desenredar el resto. Si son demasiados nudos hay que escoger una sección y desenredarla; después de un descanso para ambos, regresar al trabajo, hasta lograr deshacer los nudos... pero todo esto se puede evitar cepillándolo regularmente. En los casos de pelo demasiado enredado se requiere llevarlo a la estética canina para que lo rasuren y lo bañen.

El baño es al igual que con otros perros, cada quince días o cada mes, según qué tanto se ensucie el perro, se pueden usar productos de baño en seco cuando el perro sólo se ensució una parte del cuerpo.

Es importante recordar que para el baño lo mejor es usar productos especiales para perros o llevarlo a la estética canina, de no ser esto posible hay que diluir mucho el champú de uso humano y enjuagar muy bien para evitar que se irrite la piel del perro por el jabón. Los champúes medicados –o sea los que son parte de un tratamiento contra algún padecimiento especial– deben ser recetados sólo por el médico veterinario y no por el dueño, estilista o dependiente de la tienda de mascotas porque son medicamentos a usarse después de un diagnóstico adecuado, de otro modo podemos agravar la salud del animal.
LAS UÑAS

Hay que cortar las uñas de estos perros tan frecuentemente como sea necesario, recordando que el desgaste de las mismas varía según el grado de actividad y el piso en el que viva el perro.


Las uñas de todos los animales tienen vasos sanguíneos que no deben ser cortados, así que es necesario saber bien hasta donde cortar para que no sangre la uña y para evitarle un tremendo dolor al perrito.

LA CARA
Cada semana es necesario limpiar las orejas del animal con un trapo ligeramente húmedo, cuidando mucho no lastimar el oído del perro, recuerda que sólo se limpia lo que se ve y NO deben usarse cotonetes para llegar más profundo, las limpiezas profundas las debe hacer el médico veterinario y sólo él.

En la misma sesión de cepillado general es bueno quitar con un paño las lagañas que puedan haberse acumulado y limpiar el pelo del hocico del perro.

Una práctica poco difundida pero muy necesaria es lavar los dientes de los perros, lo que se hace con productos especiales y un cepillo de dientes para perros, si no se tienen estos utensilios a la mano puede hacerse con un poco, sólo un poco, de bicarbonato de sodio humedecido y un cepillo dental humano o un trapito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada